Follow by Email

jueves, 1 de enero de 2015

EL DUELO

La noticia de que los dos pistoleros ciegos se habían desafiado a muerte vació de gente las calles de la ciudad. No había un alma a la vista, ni siquiera detrás de las ventanas. Pero si hubiera sido necesario, muchos habrían pagado entrada por ver de cerca lo que -sin lugar a dudas- tendría más de espectáculo circense que de mero ajuste de cuentas. Tal era la curiosidad que aquel duelo singular despertaba en todo el mundo. Porque, aunque nadie lo admitiera públicamente (por respeto), la posibilidad de que el enfrentamiento acabara con un solo disparo era más bien remota. De ahí su atractivo.

Texto finalista mensual en el II Microconcurso de la biblioteca Esteve Paluzie (Barberà del Vallès – 2013)

14 comentarios:

  1. Como para andar por allí. Me ha gustado Pedro. Feliz Año Nuevo. Abrazos de estreno. Marta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Abrazos compartidos, Marta. Feliz año también para ti

      Eliminar
  2. Un escenario atractivo ver balacearse a dos ciegos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que es atractivo considerando que ambos asumen un rol más allá de sus limitaciones, claro. Gracias por tu visita, Carlos.

      Eliminar
  3. Seis meses más tarde siguen disparándose, aunque cada uno en un pueblo distinto. A pesar de que la mortandad es cuantiosa, la gente les ha cojido cariño.

    Me encantan sus provocaciones, mi querido amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, esa podría ser una elipsis válida: no dar nunca el duelo por concluído. Siempre agudo en tus comentarios, Josep, y siempre dispuesto a dejarte provocar. Petons a la família.

      Eliminar
  4. Enhorabuena Pedro, por esta distinción, por este micro, por este duelo que podría acabar con un solo disparo.

    Un saludo indio
    Mitakuye oyasin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien observado, David. Yo daba por hecho que llevaría su tiempo, pero tu planteas un final tanto o más emocionante. Un placer, verte por aquí. Abrazos.

      Eliminar
  5. Llego , quizá, a tiempo de no ser vista pero sí contemplar desde la mirilla, guiño de discreción antes de la pública negación...

    Un saludo de luz, a la velocidad de las balas..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que llegas a tiempo, mujer de la mariposa azul (¿se llaman "Morpho"?). Gracias por el balazo de tu comentario. Tomo nota de tu bitácora para echarle un vistazo.

      Eliminar
  6. No hay nada más atractivo que aquello que podría... no pasar. Qué bien escribes, felicidades.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si es lo más atractivo, pero suele ser irresistible. Muchas gracias por leerme, Geus. Un abrazo.

      Eliminar
  7. Te leo y sonrío. Pero, ¡qué requetebién escribes, Pedro Herrero!

    ResponderEliminar
  8. Vengo desde el blog de Josep...

    Hoy he visto la noticia de un grupo de ciegos conduciendo - en un circuito cerrado -

    He sonreido con la noticia y con tu historia

    Saludos
    Luna

    ResponderEliminar