Follow by Email

miércoles, 15 de julio de 2015

EMPATÍA

Cuando los dos ejércitos estuvieron frente a frente, armados para la batalla y separados apenas por media legua de terreno ondulado, el general envió a uno de sus oficiales a evaluar las pretensiones del enemigo y negociar –si fuera el caso- una forma de evitar el fatídico enfrentamiento. Para una misión tan delicada, quiso contar con alguien cuya firmeza a la hora de defender sus propias convicciones no le impidiera respetar la opinión de la parte contraria, pudiendo incluso ponerse en el lugar de su interlocutor, a fin de entender sus planteamientos y hallar la mejor manera de contrarrestarlos con propuestas alternativas.

Minutos más tarde, una vez tuvo constancia de que –en cierto sentido- había elegido a la persona adecuada, el general, con un hombre menos en sus filas, se dispuso a ordenar el ataque.

Relato ganador mensual en el IV Microconcurso de la biblioteca Esteve Paluzie (octubre de 2014)

1 comentario:

  1. ¡Hola, Pedro! Gracias por tu comentario. Efectivamente, tenemos los blogs un poco dejados, sobre todo yo. Eso no quiere decir que no escriba, sino que no hay mucho tiempo para mantenerlo (trabajo, estudios, casa). Intentaré postear con más asiduidad, te animo a que hagas lo mismo.
    Y quién sabe, quizá nos reencontremos en la entrega de premios de la siguiente edición del Microconcurs LaMicrobiblioteca

    ResponderEliminar